RÉQUIEM PARA EL M.A.S. 

 

RÉQUIEM PARA EL M.A.S.
Una avalancha de conflictos y movilizaciones han caído sobre el gobierno. Expresión del descontento popular que cada día crece contra estos impostores. Los explotados y oprimidos han retornado al camino de la acción directa para hacer valer sus demandas grandes o pequeñas.
La marcha del magisterio nacional que enarbola la lucha por sus propias demandas ligadas a las demandas nacionales de los trabajadores como es un salario acorde al costo de la canasta familiar, la jubilación con el 100% del salario, estabilidad laboral y fuentes de trabajo estables, etc.
Una multitud de vecinos de Achacachi se volcaron a la sede de gobierno marchado por las calles exigiendo la renuncia del alcalde masista de esa población, Edgar Ramos, que se niega a prestar informe de su gestión generando la repulsa de la población que enardecida le quemó la casa y el automóvil y éste, luego como represalia, movilizó a los Ponchos Rojos (jilacatas de las comunidades rurales del municipio) para asaltar comercios y provocar destrozos en el pueblo de Achacachi.
En Cochabamba un paro cívico de 24 horas rechazando la Ley de Sustancias Controladas aprobada en la Asamblea Legislativa porque –señalan- ésta permite la incautación de bienes vinculados con el narcotráfico sin necesidad de una sentencia previa, entre otros puntos se ha señalado también que el paro es en apoyo al sector educativo y su marcha nacional desde Caracollo hacia La Paz, exige también la inmediata solución del crónico problema de la falta de agua en el Valle tanto para el consumo humano como para el riego..
Juntas vecinales de El Alto rechazan el traspaso de los predios del campo ferial de El Alto al gobierno nacional.
En fin, surgen todo tipo de manifestaciones y acciones de hecho contra el gobierno y las autoridades masistas.
Los explotados y oprimidos del país mayoritariamente están artos de este gobierno como también lo están de los políticos de la vieja derecha. Se acabó la ilusión en Evo y su supuesto “proceso de cambio”. Se trata de la muerte política del M.A.S. y Evo Morales.
Por su parte, la oposición de la derecha tradicional desarrolla, por todos los medios de comunicación a su alcance, una campaña amarillista contra el gobierno develando los actos de corrupción de sus funcionarios e, inclusive, por las redes sociales, los affaires amorosos del Evo, Quintana e Iturri con modelos esculturales, pero no dicen, en definitiva por qué se oponen a un gobierno que cada día que pasa se derechiza más y gobierna a favor de los explotadores y las transnacionales a los que ellos defienden. La corrupción en el gobierno es escandalosa pero no es exclusiva de éste, todos los gobiernos burgueses en este país la han practicado a costa de los intereses nacionales y a costillas de los explotados y oprimidos. Se trata de una pugna por el poder entre politiqueros vende-patrias que busca resolverse en las urnas. Faltan todavía tres años de gobierno del M.A.S. y, sin embargo, la lucha inter-politiqueros gira en torno a la repostulación o no de Evo Morales para el 2019.
La única posibilidad para las masas explotadas y oprimidas, cansadas de todos estos politiqueros, es la salida revolucionaria que acabe con el orden burgués e instaure el gobierno de obreros, campesinos y clases medias oprimidas de las ciudades. El proceso de maduración política de las masas avanza en esa dirección en medio de la crisis política burguesa, pero no podrá culminar en victoria si no es bajo la dirección política de la clase obrera y su partido, el POR.

Nuevas Publicaciones

  

 

 

CURSO DE FORMACIÓN POLÍTICA SINDICAL click aqui